"Otórgame la belleza interior y haz que mi exterior trabe amistad con ella".

Súplica de Sócrates al dios Pan


Alguien dijo... (citas aleatorias)

Visita nº:

Siéntete libre de opinar, y de copiar la información que quieras, citando la procedencia.
Feel yourself free of copying tehe information you need, with a backlink.

domingo, 13 de mayo de 2007

El engaño se viste de Prada





EL ENGAÑO SE VISTE DE PRADA

Normalmente nos solemos formar una opinión sobre nuestros semejantes siempre a partir de lo que vemos en un primer momento, de ahí eso de “la primera impresión es lo que cuenta”: esa primera impresión nos la da la vista y por lo tanto la imagen. Muchas veces la percibimos en función de nuestras experiencias pasadas, razón más que suficiente para que las personas tengamos prejuicios....y claro, cuanto menos conocemos pues menos experiencias tenemos y más fuertes son nuestros prejuicios. Por eso, y sin ánimo de ofender tenemos en los pueblos un claro ejemplo de miedo a lo desconocido o a lo de fuera, y es en estas comunidades más cerradas donde se forman estereotipos más fácilmente. La imagen del individuo nos dice mucho de él, de su ideología, de su cultura, religión, estado de ánimo...etc. La imagen nos podría servir incluso para clasificarnos en clases sociales o en colectivos, pero el ser humano tiene una asombrosa capacidad para proyectar muchas veces más la imagen de lo que le gustaría ser, que la imagen de lo que de verdad es. La moda tiene propuestas para todos los bolsillos, es libre y nuestra sociedad es consumista por el afán de aparentar precisamente lo que no somos. La moda habla, y a todos nos gusta que se hable bien de nosotros, que se escondan nuestros defectos y se exageren nuestras virtudes, la ropa lo puede conseguir. La moda es imagen y si “una imagen vale más que mil palabras” un buen “look” vale a veces más que un buen currículum vitae. Y la moda puede realzar lo mejor de nosotros, y esconder ciertas carencias, pero una vestimenta de un gusto exquisito acompañado de una mala educación puede mandar al traste el mejor de los modelitos de Prada para esta temporada. En esta sociedad con tantas propuestas de moda, las diferencias no las marca sólo nuestra ropa sino también nuestra educación o calidad humana. Eso -con perdón y con todos mis respetos- no nos lo puede vender ni Prada, ni Dior ni Chanel, pero claro, ellos sí nos pueden ayudar a parecer las personas más cultas, educadas y e interesantes de la calle, nos pueden dar una imagen. Y no olvidemos que ahora más que nunca en nuestra sociedad: “Una imagen vale mas que mil palabras”.
RUBI RINCON RODRÍGUEZ.
Estudiante de diseño de moda de la escuela EDIB.

3 comentarios:

abellas dijo...

enhorabuena. Me ha gustado mucho

Anónimo dijo...

la realitat és que moltes vegades,per no dir sempre,és que la moda,per desgràcia,vol omplir el buit de la nostra vida,si ets egoista,mal educat...és igual,compret un traje armani,a ningú li importara,seràs de la get set,allà on només impota la aparença,i el plaer.(l'anunci de sweeps spirit o mostra molt bé.)

rubi rincón dijo...

Gracias por tu comentario.La verdad es que la apariencia es muy importante,aunque en todos los estamentos sociales hay estereotipos y manifestar tu opinión sobre el look de otra persona es muy fácil gracias a la poca cultura de moda que hay en la sociedad española,pero hemos de tener en cuenta que tambien nos podemos llevar muchas sorpresas(positivas o negativas)precisamente por la formación de estereotipos.Solo quería exponer mi opinión pero tampoco pretendía criticar a la moda por distorsionar a su antojo la imagen de una persona ya que esa es una parte de la moda que puede resultar apasionante y algo por lo que debemos tener respeto ya que no debemos olvidar que mucha gente se gana la vida trabajando como estilista o asesor de imagen.

¿Qué temas te interesan más?

¿Te sientes percha o persona?